El movimiento Extinction Rebellion (XR) ha acaparado titulares desde finales de 2018 con su repertorio de tácticas no violentas -aunque sí perturbadoras- para aumentar la conciencia climática y protestar contra la inacción de los gobiernos ante el inminente colapso ecológico. El fenómeno, nacido en el Reino Unido, se ha transformado en un movimiento internacional que continúa ganando impulso. Hablamos con la activista de XR Jayne Forbes sobre sus experiencias en los bloqueos de Londres y las asambleas ciudadanas, así como sobre las demandas y la estrategia general del movimiento.

Green European Journal: Extinction Rebellion surgió a finales de 2018. ¿Puede hablarnos sobre los primeros meses del movimiento?

Jayne Forbes: Extinction Rebellion declaró públicamente la situación de emergencia por primera vez el 31 de octubre del año pasado, anunciando una campaña de desobediencia civil, y seguidamente bloqueó Londres cortando cinco puentes. Mucha gente estaba esperando que algo así ocurriera porque el viejo sistema de intentar colaborar con el gobierno para lograr el cambio sencillamente no estaba funcionando. En los meses siguientes las acciones continuaron. Justo antes de Navidad, XR eligió como blanco a la BBC: bloqueó sus estudios de Londres y se manifestó frente a los de Londres, Bristol, Glasgow, Sheffield y Birmingham para exigirles que dijeran la verdad. La BBC había estado diciendo muy poco sobre el cambio climático y, como ente público de radiodifusión, creemos que su trabajo es informar a la población sobre la urgencia de la situación. En febrero llevamos a cabo acciones de «Mostrar la verdad», para poner el foco en la educación y lograr que los maestros se involucren. Y en todo momento hemos estado apoyando las inspiradoras marchas de la Huelga por el Clima de los alumnos de secundaria.

¿Qué pasó en abril de 2019 cuando la rebelión llegó a los titulares internacionales con sus acciones en Londres?

La rebelión continúa y, aunque no sólo se centró en Londres, nos concentramos en la capital en abril, ya que es ahí donde se puede captar la atención de los medios de comunicación y de los políticos. La fase de rebelión comenzó el 15 de abril y duró 11 días. El primer día se bloquearon y ocuparon cinco entradas a Londres, los cruces de las principales arterias. Cada ocupación se diseñó en torno a un aspecto diferente de nuestro movimiento: en Marble Arch fue «Es una emergencia»; en Oxford Circus fue «Di la verdad» (ese fue el cruce bloqueado con el barco rosa que se convirtió en un símbolo emblemático); en Waterloo, «Haz algo al respecto»; y en Parliament Square, «Más allá de la Política». También en Piccadilly Circus los y las jóvenes de  Extinction Rebellion estuvieron un par de días.

Durante esa acción las calles fueron bloqueadas durante diez días y más de mil personas fueron arrestadas pacíficamente. Los espacios ocupados fueron lugares maravillosos para estar —había cantos, bailes, charlas, asambleas ciudadanas… Mucha gente nueva se convirtió en rebelde. La policía y el Estado no sabían cómo reaccionar ante nosotros: la policía estaba desconcertada por las personas que estaban siendo arrestadas voluntariamente, mientras que el Estado dudaba de si emplear mano dura y arriesgarse a una mayor repercusión si la sociedad era testigo de una respuesta dura contra manifestantes pacíficos.

Algunos medios de comunicación informaron de que los londinenses estaban descontentos con los bloqueos, ya que no podían llegar a tiempo al trabajo, y algunos comerciantes del West End supuestamente perdieron algunos ingresos. Sin embargo, muchas personas disfrutaron de la posibilidad de caminar por los espacios libres de coches que se crearon, los niveles de contaminación atmosférica disminuyeron y muchas personas que trabajaban cerca se unieron a nosotros durante unas horas en su camino a casa desde el trabajo —algunas incluso se quedaron días.

La finalidad principal había sido sensibilizar a la opinión pública sobre estas cuestiones, y este objetivo tuvo un gran éxito. Hubo una enorme cobertura mediática durante la Rebelión Internacional, en la que grupos de otros países de Extinction Rebellion también organizaron protestas en sus países. Esto nos llevó a reunirnos con varios representantes del gobierno y, a partir de ahí, el gobierno del Reino Unido declaró la emergencia climática. Ahora necesitamos que actúen en consecuencia.

¿Cuáles son las demandas de Extinction Rebellion?

Nuestras demandas son claras y directas. La primera es que el gobierno y los medios de comunicación digan la verdad sobre el cambio climático y la emergencia ecológica. La segunda es que el gobierno actúe ahora para detener la pérdida de biodiversidad y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero para 2025. La tercera demanda es que el gobierno cree y se guíe por las decisiones de una asamblea ciudadana para cuestiones de justicia climática y ecológica.

Muchas personas han sido arrestadas como parte de las protestas de Extinction Rebellion. ¿Es eso parte de su estrategia?

El concepto de arresto es importante porque muestra al gobierno que las personas, muchas personas, están dispuestas a sacrificarse por la causa. Después de todo, su futuro está siendo sacrificado igualmente, así que ¿qué es ser arrestado y encerrado toda la noche? Más de 1000 personas fueron detenidas —incluida yo misma—, y es entonces cuando la acción se convierte en rebelión y también cuando recibes cobertura de la prensa. En mi experiencia, el comportamiento de la policía fue excelente. La mayoría de las personas fueron retenidas hasta 24 horas y puestas en libertad bajo investigación. No está claro si se imputará y cómo a la gente, sin embargo, algunos están siendo acusados de obstruir la carretera. Se declaran inocentes ya que lo hicieron por el bien común.[1]

El concepto de arresto es importante porque muestra al gobierno que las personas, muchas personas, están dispuestas a sacrificarse por la causa.

La opinión pública y la prensa, dejando al margen a uno o dos «dinosaurios mediáticos», han sido de gran ayuda. Nuestras acciones han desencadenado un verdadero debate sobre el cambio climático y el desastre ecológico. La rebelión fue diseñada de esta manera precisamente para que los medios de comunicación «dijeran la verdad», tal y como establecimos en nuestras demandas. Las dos semanas de rebelión fueron fantásticas: cientos de voluntarios involucrados, bien organizados, con camaradería y nadie resultó herido.

¿De dónde viene la estrategia de Extinction Rebellion?

Se basa en las experiencias de movimientos que han logrado cambios, como el movimiento de Gandhi por la independencia de La India y la campaña por los derechos civiles en el sur de los Estados Unidos. Uno de los cofundadores de XR estudió la manera de que el cambio social se pueda llevar a cabo con éxito a través de los movimientos civiles, y una de las tácticas más exitosas es la no violencia. Basta con que el 3,5 por ciento de la población se movilice para iniciar un cambio y dar forma a la agenda. Por lo tanto, se requiere una movilización masiva, pero esto no significa que todo el mundo tenga que involucrarse en el tema. Estamos llegando a toda la población: miles de personas han estado en las calles, tenemos más de 126 000 personas inscritas en XR a nivel internacional, de las cuales casi 90 000 en el Reino Unido. Un gran número de personas se une a nosotros cada día.

¿Dónde se encuentra Extinction Rebellion en relación con la política y los partidos?

Nuestro eslogan es «más allá de la política». Extinction Rebellion no está aquí para hacer política, sino para empujar a la política en la dirección en la que tiene que ir. No estamos aquí para crear políticas, ya que no somos los expertos y científicos que saben cómo resolver estos problemas. El gobierno necesita introducir políticas que comiencen a funcionar, y este proceso debe involucrar a las asambleas ciudadanas.

Extinction Rebellion quiere garantizar la democracia y que el pueblo sea escuchado.

¿Cuál ha sido hasta ahora el papel de las asambleas ciudadanas y cómo evolucionará a medida que continúe la rebelión?

Durante las dos semanas de rebelión en Londres se organizaron asambleas populares para la toma inmediata de decisiones sobre el terreno. Las asambleas harían planes y decidirían cuestiones prácticas como, por ejemplo, si disolver un campamento en particular si venía la policía. Dentro del movimiento más amplio de XR, la gente está organizando asambleas más pequeñas, dando a las personas la oportunidad de hacer política y de participar en algún tipo de toma de decisiones. Nos fijamos, por ejemplo, en lo que sucedió en Irlanda, donde se celebró una asamblea ciudadana para investigar los puntos de vista sobre la ley del aborto. Finalmente la ley se modificó mediante un referéndum de acuerdo con los puntos de vista de la asamblea. Extinction Rebellion quiere garantizar la democracia y que el pueblo sea escuchado. Por lo general, cuando se reúne gente para tomar una decisión basada en hechos imparciales, se obtiene una respuesta bien pensada y relevante.

En el Reino Unido, muchos ayuntamientos han declarado la emergencia climática y el 1 de mayo de 2019 el Parlamento Británico también lo hizo. ¿Qué se entiende por «emergencia climática»?

La emergencia climática establece la intención, ya sea de un ayuntamiento o del gobierno en su conjunto, de tener cero emisiones de gases de efecto invernadero en una fecha determinada. La mayoría de los ayuntamientos han fijado la fecha para 2030, mientras que el gobierno está considerando 2050. Eso es demasiado tarde —el planeta estará a punto de morir y la civilización habrá desaparecido sobreviviendo sólo los ricos. Nosotros pedimos que sea para 2025. Necesitamos una fecha temprana, ya que se trata de una emergencia y debe abordarse ahora. Es hora de convertir las declaraciones en políticas.

Cuando se trata de cambiar el rumbo de la crisis climática y de biodiversidad, ¿cuánto cree Extinction Rebellion que se puede lograr mediante cambios legales a través del sistema político?

La utilización del sistema político se ha intentado durante décadas y se ha demostrado que ha fracasado, por lo que tenemos que recurrir a la desobediencia civil.

Pero los cambios legales son parte de la solución. el gobierno necesita promulgar leyes que proporcionen a las organizaciones un contexto para la toma de decisiones. Por ejemplo, que todas las empresas comerciales deban incluir una evaluación del riesgo climático en su informe anual y demostrar cómo están respondiendo a los desafíos ecológicos. Todas las organizaciones deben estar obligadas a tener un plan, particularmente los proveedores de energía, de emisiones netas cero. Es necesario introducir un nuevo sistema agrícola, poner en marcha la reforestación y recuperación de la vida silvestre…. la lista continúa.

El gobierno necesita legislar para financiar la emergencia climática y ecológica y debería haber un departamento ministerial con poder y fondos suficientes para abordar los problemas —quizás incluso establecer un organismo de gestión de crisis al estilo COBRA.[2] El gobierno necesita demostrar a la opinión pública que se trata de una emergencia, de lo contrario, es poco probable que la sociedad acepte la necesidad de un cambio. Y este debe ser un gobierno de consenso, con decisiones dirigidas por una asamblea ciudadana; es demasiado tarde para apostar por un enfoque de partidos políticos.

Salir de la emergencia climática y ecológica va a requerir una acción radical, ¿crees que los gobiernos y la sociedad en general están preparados?

Hay algunas victorias fáciles para el gobierno del Reino Unido: podría cesar todo el fracking y detener el desarrollo de la tercera pista de aterrizaje de Heathrow, por ejemplo. Luego hay pasos más difíciles pero necesarios que deben ser considerados: cambiar totalmente el sistema agrícola, desafiar la cultura del usar y tirar, reducir el transporte privado, gravar el combustible de los aviones, aislar las casas y cambiar nuestras dietas.

Hay un largo camino por recorrer. Extinction Rebellion lo sabe y estará ahí fuera haciendo que suceda

Al considerar estos dilemas, debemos pensar en el futuro. El futuro será mucho peor que el presente si no se toman medidas. Y para algunas personas, el futuro es ahora. La gente está muriendo a causa de las olas de calor en Europa cada verano. En el Reino Unido, la gente está perdiendo sus hogares a causa de la erosión costera y las inundaciones. En África y la India, la producción de alimentos está disminuyendo debido al aumento del calor, las sequías y las inundaciones. En Estados Unidos hay inundaciones e incendios forestales, y en Australia olas de calor que duran semanas. Estas son las realidades. Está sucediendo ahora y no estoy segura de que la gente sea consciente de ello.

¿Qué podemos esperar de Extinction Rebellion en un futuro cercano?

Veremos qué sale de nuestras reuniones con los políticos. Nos hemos reunido con Sadiq Khan, alcalde de Londres, John McDonnell, portavoz de economía laborista, y Michael Gove, ministro de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales. Esperamos que realmente escuchen lo que tenemos que decir y empiecen a actuar ahora creando y poniendo en práctica planes de emergencia para la economía.

Por supuesto, las acciones de XR continúan. A finales de abril de 2019 organizamos protestas frente a la embajada de Brasil en Londres para evidenciar la destrucción de la selva tropical, mientras atacamos a las instituciones financieras del distrito bancario de Londres con un enjambre de protestas. Se han adoptado una serie de medidas contra las organizaciones de combustibles fósiles. La intensa actividad de abril dejó a la gente a la vez cansada y llena de energía. Hay mucho más por hacer. Este gobierno no va a empezar a hablar repentinamente de la emergencia climática y a aplicar políticas para hacerle frente. No sólo está demasiado ocupado con el Brexit, sino que también defiende el fracking como algo bueno para el clima. Hay un largo camino por recorrer. Extinction Rebellion lo sabe y estará ahí fuera haciendo que suceda.

Footnotes

[1] Actualización: a partir de mayo de 2019, la Policía Metropolitana está tratando de presentar cargos contra más de 1000 manifestantes de Extinction Rebellion. En un primer proceso judicial halló culpable de un delito menor de orden público a un manifestante, que se declaró inocente al considerar que los daños eran mínimos en comparación con los que podría causar el cambio climático.

[2] COBRA se refiere a la práctica gubernamental en el Reino Unido de convocar consejos de emergencia interdepartmentales que se reúnen para discutir la respuesta del gobierno en tiempos de crisis.

Cookies on our website allow us to deliver better content by enhancing our understanding of what pages are visited. Data from cookies is stored anonymously and only shared with analytics partners in an anonymised form.

Find out more about our use of cookies in our privacy policy.